Publicado el

Universidad de occidente: generador de cambios ?


Importante papel de las universidades en el mundo y  principalmente en nuestro país.

Las universidades, de todo el mundo, tienen una grandísima y vital misión: desarrollar  las capacidades humanas a través del fomento y la aplicación del conocimiento en el contexto social  al que cada una pertenezca.

En base a esto, y situándonos en nuestro país, es necesario implementar reformas que permitan generar un ambiente de crecimiento continuo adecuadas a las nuevas tecnologías, esto en beneficio del desarrollo de México en todos los ámbitos; necesitamos  políticos con mejor formación académica, médicos actualizados y con conocimiento basto, por mencionar algunos ejemplos.

Según un artículo de Víctor Cardoso en el diario “ La jornada” , solo a Estados Unidos emigran el 20% de los profesionistas con maestría o doctorado y superan entre 1.5 y tres veces las tasas de desocupación de personas con nivel de educación medio superior y superior, en estas condiciones según los especialistas Adolfo Albo y José Luis Ordaz , México transfirió a Estados Unidos alrededor de 81 mil millones de dólares en 15 años por medio del gasto en educación y capacitación de los mexicanos que tuvieron que salir del país hacía EUA por la necesidad de mejores sueldos para elevar su calidad de vida.

Aclaremos que todo es cuestión de enfoque, estos datos nos indican que sobran personas capacitadas en el país, que lo necesario sin reformas constitucionales que nos coloquen a la par de los mejores estándares de vida internacionales.

Esto no se consigue por arte de magia, es necesario invertir en educación y acompañarlo de un buen programa de implementación y seguimiento, las acciones gubernamentales aplicadas a la educación no deberían de quedar en lo que el gobierno da a las universidades, debe de avanzar a las acciones concretas y efectivas para el sustento y el desarrollo social.

Cada universidad debe entrar en labor de auto-análisis sincero sobre los resultados que aporta a su región, un trabajo de investigación por parte de alumnos y docentes para verificar a detalle cada aspecto positivo y negativo de la institución, que le permita evaluarse y por consiguiente mejorarse con el paso del tiempo, y  principalmente para implementar mejorías a las instituciones académicas en todas las áreas que sean correspondientes.

Un poco de historia

A principios de los setenta, los historiadores de México que pensaban acercarse a la historia de la educación con una lente innovadora tenían en su haber dos legados, uno que provenía del erudito historiador Joaquín García Icazbalceta y se remontaba a finales del siglo XIX, y otro de los años cuarenta proveniente de 1) etnólogos y antropólogos ( Boas, Redfield, Gamio, Mendizabal) que buscaron aplicar conceptos sociológicos a los datos históricos y 2) la filosofía historicista que se había dedicado a explorar la historia de las ideas y la vida de las instituciones coloniales desde un doble punto de vista, su especialidad jurídica y su funcionalidad social, política y económica.

Existen en nuestro país más de 25 instituciones que investigan o enseñan historia de la educación, sin embargo solo el Centro de Estudios sobre la Universidad se encarga del análisis e investigaciones acerca de estas instituciones académicas.

Es un área descuidada por parte de los estudiosos, que han centrado su trabajo en la educación básica en mayor medida, todo esto de acuerdo a Jesús Marquez Carrillo en su publicación titulada La educación Pública Superior en México durante el siglo XIX.

La educación en la Colonia

Durante la colonia la educación comenzaba en nuestro país en los estudios llamados menores o de “primeras letras” estas eran tomadas en casa por los infantes, al concluir este periodo alrededor de los doce años podían finalmente ingresar a los colegios donde se impartían estudios mayores o de educación superior.

Márquez expone que:“En aquella época las instituciones de educación superior comprendían tres niveles no siempre diferenciados: la universidad, que otorgaba grados académicos de bachiller, licenciado, maestro y doctor; los colegios mayores, que tenían facultad de impartir cátedras para el otorgamiento de grados, y los colegios menores que preparaban a los estudiantes para el ingreso a los colegios mayores o a la universidad. En la Nueva España, la Universidad de México, los colegios jesuitas y los seminarios conciliares se ocuparon en primer lugar como colegios menores y excepcionalmente fueron colegios mayores”

La primera universidad fundada en la Nueva España fue La Real y Pontifica Universidad de México en el año de 1551, y esta retuvo para si durante casi todo el dominio colonial el monopolio del otorgamiento de los grados académicos.

El descuido de la educación.

Por desgracia en México no existieron personas dedicadas ex profeso a pensar en el problema educativo y su  reforma, hasta el último tercio del siglo XIX.

Uno de los personajes mas influyentes en el ámbito educativo fue Gaspar Melchor de Jovellanos, cuyas ideas influyeron en las Cortes de Cádiz y se retomaron en los ordenamientos educativos posteriores, los principales puntos de su ideas eran : cuatro bases generales para la educación publica : la universalidad, gratuitidad, uniformidad y libertad de la enseñanza, la división de la misma en tres clases; la existencia de escuelas de primeras letras, la apertura de universidades de provincia para la segunda enseñanza y universidades mayores; la creación de una dirección general que supervisara los estudios y pusiera en marcha una Academia Nacional que estaría dividida en tres clases, según la división más general de los saberes: literatura y artes; ciencias físicas y matemáticas; ciencias morales y políticas.

Por lo tanto la enseñanza que brindaba el Estado debía ser gratuita, pública y uniforme, además de adecuarse a la doctrina cristiana y a la Constitución de Cádiz de 1812.

Quizá el mejor ejemplo sea el Plan general de instrucción pública, hecho por el gobierno de Jalisco en 1826.Este Plan siguió al pie de la letra las ideas expresadas en los reglamentos español y mexicano de 1821 y 1823 y asimismo la Constitución, pero fundó cuatro clases de enseñanza o niveles. En el primer nivel se daría la enseñanza elemental; en el segundo, dibujo y geometría práctica; en el tercero, matemáticas puras y el cuarto, enseñanza preparatoria, de Bellas Artes (dibujo, geometría práctica, arquitectura, escultura y pintura) y profesional. Asimismo, para impartir el último nivel clausuró la Universidad de Guadalajara (1826) y estableció en ese sitio el Instituto de Ciencias (1827), cuyo programa de cátedras fue el más completo de cuantos institutos se fundaron durante la primera república federal .

Por desgracia, todos somos participes de que la existencia de una ley no garantiza en ninguna medida su cumplimiento esto demuestra Jesús Márquez Carrillo al decir que : “En la primera década del México independiente, el congreso no hizo uso de sus prerrogativas; jamás estableció siquiera alguna escuela: las instituciones educativas de la época colonial continuaron con vida y sin arreglo alguno, en relación, incluso, con lo que había previsto el proyecto de reglamento de 1823”

Tradicionalmente se concebía a la universidad como un espacio en el que se enseñaban varias facultades y se otorgaban grados académicos. Luego de 1821, los colegios de la ciudad de México y de los estados en donde se brindaban estudios superiores desde la época colonial (Puebla, Michoacán, Oaxaca, Nuevo León, Durango), se transformaron en instituciones universitarias que -en la perspectiva de los liberales- impartían conocimientos poco útiles y prácticos.

Actualmente existen numerosas universidades en nuestro país, enfocadas a distintos ámbitos que pretenden educar a las personas que en epocas futuras y en el presente se encargaran de desarrollar las capacidades de México como nación, esta investigación se enfoca en especial a la Universidad de Occidente.

Historia de la Universidad de Occidente.

Consultada en la página oficial de la Universidad esta tiene sus antecedentes en la creación del Centro de Estudios Superiores de Occidente C.E.S.O., el cual fue formado a raíz de la necesidad de la sociedad sinaloense de mayores y mejores opciones para la educación superior, motivo por el cual se funda un organismo que propiciara la planeación y la libre realización de una nueva institución de estudios superiores; es así que el 11 de Septiembre de 1979 comienza a funcionar la escuela de Ciencias Básicas de Ingeniería en Culiacán.

Las labores académicas inician con la asignatura “Introducción a la Ingeniería” y un mes más tarde se inicia la escuela de Administración Agropecuaria en la ciudad de Los Mochis, los proyectos para crear esta Escuela fueron acordados el 10 de marzo de 1979. Para poner en funcionamiento esta Escuela, diversos organismos privados ofrecieron su ayuda. Por ejemplo, el comité Regional Campesino No. 8 donó al C.E.S.O 2 hectáreas para construir el edificio de dicha escuela.

Es hasta el 7 de octubre de 1979 que el C.E.S.O. acordó proponer a la SEP la denominación de UNIVERSIDAD DE OCCIDENTE en lugar de Centro Universitario de Sinaloa.

El 24 de enero de 1980 por acuerdo firmado en asamblea del C.E.S.O., se encomienda al Dr. Julio Ibarra Urrea la estructuración académica de la Universidad de Occidente, quien se da a la tarea de organizar los Seminarios de Planeación Educativa que han sido la base programática de la institución .

El proyecto de creación por parte de empresarios, profesionales y padres de familia, quienes en abierta solidaridad con los organismos educativos, coadyuvaron a la realización del nuevo Centro de Educación Superior, se vio realizado de tal manera que aquella ilusión encabezada por el Dr. Armenta Calderón fue prosperando y de escuelas libres e intentos de integración a sistemas nacionales se dio vida a la Universidad de Occidente con la inauguración de dicha institución el 24 de febrero de 1982, llegando su desarrollo e importancia a convertirla en universidad pública del Estado de Sinaloa.

La naciente universidad surgió con una serie de limitaciones y carencias que poco a poco ha ido superando gracias al apoyo del gobierno del Estado y algunos sectores Sinaloenses.

En el mes de junio de 1986 se vio realizada la ilusión de maestros, empleados, alumnos y directivos con la inauguración oficial y entrega del Campus Universitario, el cual contaba con 36 aulas, 6 laboratorios, oficinas, canchas deportivas, estacionamientos, plaza cívica, áreas verdes, andadores, cafetería, aula magna, sala audiovisual, buscando con ello la integración de todas las carreras en los tres módulos existentes para la consolidación de nuestra institución.

Hoy, a más de 20 años del surgimiento de nuestra universidad se puede observar su favorable crecimiento, pues cuenta ya con 5 Campus universitarios en Los Mochis, Guasave, Guamúchil, Culiacán, Mazatlán y una Extensión en El Fuerte.

De aquellas dos carreras que dieron inicio a las actividades académicas hoy se cuenta con 16 carreras, tres Carreras Técnicas con duración de 2 años impartidas en los Campus Guasave y Culiacán y en Posgrados cuenta ya con 5 Maestrías y 1 doctorado con lo que se ha logrado el intercambio académico con diversas universidades tanto del país, como del extranjero.

Comercialización de la educación en Sinaloa

En los últimos años se ha visto un incremento de las instituciones educativas de todos los niveles en nuestro país como en Sinaloa. Instituciones públicas pero principalmente privadas han abarrotado nuestros centros urbanos ofreciendo las más variadas alternativas educativas desde el nivel preescolar hasta los diferentes postgrados. ¿A qué se debe eso? ¿Por qué el exponencial interés en la educación en nuestros días?, En las siguientes paginas revisaré algunos argumentos expuestos sobre el creciente interés de la sociedad mundial – y nacional – en la educación de los muy variados niveles, pero haciendo un mayor énfasis en lo que refiere a educación superior. La Universidad de Occidente, cuenta con una amplia oferta educativa, sin embargo parece no estar cumpliendo con la función de egresar al profesionista que el mercado requiere. Esto abre un debate institucional “como potenciar a la sociedad a través de las universidades”.

Durante los años recientes ha existido una incansable lucha por llevar la educación de todos los niveles a todos los rincones de nuestro país, una empresa en principio loable, sin embargo pareciera que la educación no ha resultado tal como se había pensado. Primero tratamos de que todos aprendieran a leer y escribir, luego terminar primaria, secundaria, bachillerato y ahora tratamos que todos tengan educación superior como la gran meta nacional, no estamos buscando que tengan ese nivel, sino que hemos adaptado el nivel para que todos lo tengan. Para los que nos llevó doce años pasar de la primaria a la media básica y luego a la media superior, resulta un tanto paradójico ver que en un par de años una persona puede hacer tres exámenes  y graduarse de primaria, secundaria y bachillerato. De la misma manera se puede acceder a Licenciaturas solo con presentar un  examen y demostrar que se ha trabajado en esa área por algún año, justicia social al reconocer el nivel alcanzado en base a la experiencia. Sin embargo, la observación se puede dar desde un muy simple punto de vista: ¿por qué necesitan demostrar con papeles lo que pueden demostrar con hechos? Bajo esa perspectiva nos encontramos con la necesidad social de demostrar con papeles que somos capaces de algo, sin importar realmente si lo somos o no.

¿Qué es lo que ha alimentado esta situación?, ¿Por qué el abaratamiento de títulos?, ¿quién gana con eso?. La realidad es que todos ganamos y al mismo tiempo todos perdemos. Un joven, entra en una universidad, sabe que sin un gran esfuerzo al cabo de cuatro o cinco años tendrá un título universitario, título que obtendrá porque sus maestros tiene la instrucción de reprobar al menor número posible de alumnos, debido a que el sistema educativo es insuficiente para tolerar arrastrar a los que no siguen adelante, los grupos de atrás vienen tan llenos como los de adelante así que nadie se puede quedar fuera, se debe buscar la manera de que siga adelante, el estudiante lo sabe y se aprovecha de eso. Eso ha provocado una notable disminución del nivel de las licenciaturas, y éstas han arrastrado tras de sí a los estudios de posgrado, los cuales también han resentido el fenómeno. El joven se beneficia porque obtiene el título que le abrirá las puertas a una vida mejor, los gobiernos se benefician porque el nivel educativo de la población subirá, al menos en las estadísticas, y se benefician las universidades públicas y privadas que podrán incrementar sus ingresos al tener a más alumnos y justificar sus presupuestos con el número de graduados. Pero al mismo todos perdemos, el estudiante pierde por que la generalización de los títulos lo vuelve uno mas del montón, cuando obtiene su título descubre que hay muchos miles con un título igual que competirán con él por un puesto de trabajo, descubrirá que no es único, ahora necesitará seguir subiendo en la escala y obtener una maestría, y la maquinaria vuelve a funcionar vendiéndole nuevas ilusiones por un periodo mayor. Periodo en el que incluso podría estar cobrando por estudiar, cosa que es el mayor de los absurdos, “Para que trabajo , mejor sigo estudiando permanentemente” dirá tal joven, y encontramos una gran cantidad de personas compitiendo por un puesto en esos posgrados. No importa si habrá trabajo después, lo importante es que le van a pagar dos años o cuatro años y luego puede presumir la maestría o el doctorado. ¿Que pierde la sociedad?, pierde tiempo, la preparación que antes se obtenía en unos años, preparación que se tenía al final de la licenciatura ahora se tendrá al final del doctorado, es decir, ahora les tomará ocho o diez años lo que antes les llevaba cuatro o cinco. Pierde tiempo, porque el individuo que antes se volvía productivo a los quince años, luego a los 23, ahora se vuelve productivo cerca de los treinta, si es que alguna vez se vuelve productivo. ¿En qué van a trabajar tantos egresados de nuestros posgrados? pues dando clases en otros nuevos.

Y así sucesivamente hasta que todos estemos enseñando en algún posgrado y nuestra fuerza productiva sean los pobres deficientes mentales que no pudieron entrar a un posgrado y no les quedó otra que ponerse a trabajar. ¿Qué va a pasar cuando todos tengamos estudios universitarios? Pues que nuestros peluqueros, taxistas, sirvientas también tendrán estudios universitarios, porque es trabajo que se tiene que hacer, y alguien lo tiene que hacer y no falta mucho para que alguna universidad “de vanguardia” organice una licenciatura en corte de pelo, o en aseo doméstico (que ya existen a nivel técnico) finalmente ya se creó las licenciaturas en seguridad, para que nuestros policías tengan título universitario para que al menos nos consolemos de ser mordidos, extorsionados o golpeados por un “universitario”, y no por cualquier gente. Es sistema actual no permite una correcta reproducción de los mecanismos educativos o sociales, la sociedad se esta llenando de individuos con una preparación que desequilibra a la sociedad y que ésta no es capaz de absorber adecuadamente, las solicitudes académicas están en función de los deseos, y no de las necesidades sociales, ya después trabajarán en lo que encuentren, generalmente en un área diferente a la que estudiaron, entonces sí respondiendo a las necesidades reales de la sociedad. Un padre agricultor con cuatro hijos agricultores son socialmente útiles, en contraparte un sociólogo con cuatro hijos sociólogos son un problema social. La sociedad, como toda estructura piramidal, tiene una necesidad mayor de trabajadores de los estratos bajos que de los altos, no todos puede ser jefes, aunque tengan los papeles para serlo, lo cual además condiciona una enorme inconformidad y sentimientos de frustración. Cuando le vendieron la ilusión del título académico, el universitario tuvo una visión de su vida mejor a lo que podría tener, y después de soñar eso y encontrarse con la realidad es frustrante, encontrarse con que la única diferencia con su realidad actual y la que quiso evitar es que ahora tiene un título, aunque tenga el mismo trabajo que quiso evitar, trabajo que ahora desempeña con rencor social y con frustración. La joven plebeya, que soñó con casarse con el príncipe y luego irse a vivir a palacio, que asistió a bailes Reales, se siente sumamente frustrada cuando ve que tiene que volver a su casa rural con carencias; así mismo el (o la) joven que soñó con grandes puestos sociales por haber obtenido estudios universitarios, que se codeó con los grandes, se siente frustrado o frustrada cuando tiene que volver a su casa a atender el negocio familiar que de todas maneras iba a ser suyo.

Así pues de manera somera menciono algunos aspectos que han llevado a la comercialización de la educación. Los títulos se ha vuelto símbolo de ilusiones que aparentemente benefician a los tres sectores implicados: los estudiantes se ven beneficiado en que sea más sencillo obtenerlo, los gobiernos se benefician en tener más profesionistas y las universidades se benefician en presumir a sus graduados. Sin embargo esa devaluación de los títulos por la sobreoferta de graduados está desequilibrando es sistema productivo de la sociedad, pues en lugar de tener más personas produciendo y menos dirigiendo ahora todos estudian para directores y como solo unos logran serlo el resto vive frustrado por los sueños que no alcanzó, por los años que gastó “estudiando”, para que al final regresara al lugar que la sociedad le había asignado y que el se negaba a aceptar. Mientras tanto seguiremos en esta Maestría, esperando que los graduados sean pocos, porque si son muchos entonces tal vez nos veamos obligados a buscar el doctorado en educación, y así sucesivamente por varias generaciones más.

Universidades de Sinaloa

En la Universidad de Occidente se ofrecen 14 distintas licenciaturas, cada una con diferentes objetivos; sin embargo ¿realmente se esta tomando en cuenta las actividades primordiales de nuestro Estado?, es decir, como es bien sabido, en Sinaloa prevalece la importancia a las actividades primarias como la ganadería, la minería, la explotación forestal; y también lo que es la industria, el comercio e incluso el turismo.

Las universidades del estado deberían involucrar sus carreras con las diversas ramas de producción que rigen su localidad, para que los egresados puedan desenvolverse de una manera más fructífera para la sociedad y el desarrollo económico. Una problemática que se encuentra en las universidades de la entidad y podemos percatarnos de esto en la universidad de occidente, ya que los alumnos no son enfocados a las ramas en las cuales pudieran tener un mayor rendimiento de acuerdo a las características del sistema económico de su entidad.

Todas las instituciones educativas de nivel superior deberían enfocar  sus planes de estudio hacia las fuerzas productivas del estado, en el caso de Sinaloa, contamos con actividades económicas que dan realce a la economía del país y del estado tal es el caso de la pesca, la ganadería, agricultura por mencionar algunos es importante tener en cuenta que el estado de Sinaloa cuneta con grandes vías de transporte con sus tres aeropuertos internacionales; los puertos de Mazatlán y Topolobampo; y la red ferroviaria del pacifico que recorre el estado de norte a sur. Permitiendo la exportación de lo producido por las empresas principalmente hacia Estados Unidos y la Cuenca del Pacifico.

Tomando los datos anteriores es importante reestructurar algunas carreras e implementar otras debido a la sobre población que existe en las ya de común existencia como lo son comunicación, turismo, mercadotecnia, derecho etc., por poner un ejemplo, seria relevante reactivar las minas de san Ignacio para elevar la productividad del estado a través de la extracción de minerales, esto trae como beneficio, inversión extranjera en zonas rurales, elevar la calidad de vida de los residentes de la zona, posicionarlo en el mercado de turismo, elevar el producto interno bruto a nivel estatal, para lo cual es necesario implementar nuevas carreras como geodesia, ingeniera minera que estén acorde con la materia prima del estado y esta pueda ser explotada de la mejor manera.

En la actualidad las relaciones sociales cada vez están más deterioradas con el paso del tiempo  han venido a ser perjudicadas por la evolución de la sociedad cada vez se incrementan los problemas incluso familiares, la violencia se dispara cada vez mas lo que provoca una mayor inseguridad en las calles de la ciudad por lo cual es importante que se retome en las aulas esa educación que se ah venido perdiendo en las familias es de gran importancia fomentar un mejor manejo de las relaciones, lo cual conllevara a un incremento en la economía del estado y el país consecuentemente abriendo la puertas para el turismo e inversiones del extranjero, erradicar un poco la violencia convirtiendo el estado en un lugar con mayor confort.

En un mundo globalizado donde cada día se lucha para no quedar rezagado de las tecnologías actuales y las modas que recorren el globo terráqueo se va deteriorando las culturas propias de las tierras que vieron nacer con gran riqueza aspectos importantes. En el estado de Sinaloa aun podemos rescatar algunas actividades culturales principalmente en zonas rurales, tal es el caso del antiguo juego de pelota mesoamericano que lleva por nombre Ulama, danza de la Pascola y la Danza del Venado (que se comparte con los pueblos sonorenses)  podemos encontrar en la actualidad vocablos indígenas en nombre de pueblos, ríos, calles que en la mayoría son del pueblo indígena chita en su mayoría. Y que podemos decir de la gastronomía, arte cuya herencia indígena confiere a la cocina mexicana en los más altos lugares entre las cocinas del mundo.

En el ámbito académico se deja de lado el mundo del arte, siendo Sinaloa cuna de grandes artesanos y artistas, donde tenemos grandes pintores, escultores, grupos de danza y música reconocida a nivel mundial tal es el caso de la Orquesta Sinfónica Sinaloense de las Artes (OSSLA), el carnaval de Mazatlán donde podemos encontrar diversas manifestaciones de arte. Es necesario apoyar a todos esos jóvenes con inquietudes artísticas y artesanales lo cual llevara a conservar rasgos importantes de la cultura sinaloense y que esta llegue a otros países.

Es realmente grave saber que según estadísticas del INEGI de cada 100 personas de 15 años y más en Sinaloa, solo 13 concluyeron la educación media superior, 11 concluyeron la educación profesional y solo uno tiene estudios de posgrado en el 2010 en un total de 110, 065 personas.

Universidad de Occidente: Realidades

Actualmente, en una entrevista realizada por este equipo de investigación a una muestra aleatoria de alumnos en la UDO, surgieron muchas inconformidades  las cuales se expresan en los siguientes porcentajes:

Capacidad del personal docente para realizar su labor:
25.3%BUENO
65.8% REGULAR
8.9% MALO

Agilidad en los trámites

22.0% BUENO
50.6%REGULAR
27.4% MALO

Utilización de Software apropiados a la carrera

19.3% BUENO
37.2%REGULAR
46.8% MALO

Servicio de Internet

7.3% BUENO
18.6% REGULAR
76.8%MALO

Satisfacción con rectoría

8.2%BUENO
21.2% REGULAR
70.6%MALO

Transparencia

12.4% BUENO
37.2%REGULAR
50.4%MALO

Además de esto, se abrió un espacio donde exponer una propuesta para el mejoramiento de la universidad, entre las más constantes y sobresalientes aparecieron las siguientes:

Internet: Cumplir con el internet inalámbrico que se ofrece a los de nuevo ingreso como parte de las herramientas de trabajo para desarrollar mejor las actividades correspondientes a la carrera desde su computadora portátil, además de no limitar el acceso a portales de internet básicos y primordiales para llevar a cabo diferentes  tareas necesarias dentro de la universidad.

Rectoría: Mantener una relación más accesible y cercana con el rector, ya que aun existen alumnos que no han tenido oportunidad de conocerlo, que se interese mas en el bienestar y desarrollo de los estudiantes.

Mantenimiento: Cumplir con la higiene  de las instalaciones sanitarias dentro de los campus, mantener abastecidos los suministros y saludable el área. Dejar accesibles los caminos que conectan edificios, salidas y oficinas, libres de cualquier imperfecto tales como cemento cuarteado, ya que de esa manera no es apta para recibir alumnos con discapacidades motrices y podría generar accidentes a el resto del alumnado.

Cafetería: No abastece el espacio que se ha asignado para la cafetería, ya que son demasiados los alumnos inscritos, los cuales tienen horarios de receso iguales. Se manejan precios muy elevados, siendo esta una institución educativa y considerando un apoyo a los alumnos, debería tener precios justos.

Biblioteca: Tienen pocos ejemplares de algunos libros, no es posible que un grupo  completo consulte un libro el mismo día, aun armando equipos. Los libros que los maestros piden, no están en la biblioteca, deben consultar con los encargados de las materias que autores necesitaran para sus respectivas asignaturas.

Espacios: Los grupos están saturados, al punto de que nadie goza de su espacio vital en una clase. No hay lugares de convivencia suficientes para los alumnos inscritos, tales como bancas, mesas etc.

Administrativos: Es apremiante mantener una comunicación cordial y directa con los alumnos, para lo cual se solicita de forma urgente eliminar la burocracia que existe para realizar los trámites.

Instalaciones: Habilitar las aulas de acuerdo al número de alumnos que recibe la universidad para que sea suficiente y se encuentre en condiciones salubres y aptas para el mayor rendimiento y aprendizaje de los alumnos, así como tener completamente útiles los laboratorios y diferentes recintos destinados a las prácticas de las asignaturas.

Tutorías: El alumnado pide recibir mayor información acerca del programa de tutorías, conocer al encargado de esta área según sea el caso y que estos también estén informados acerca de su labor.

Maestros: Asignar al maestro indicado para cada materia, según sea su perfil para que así pueda dar mayor rendimiento en el grupo.

13 Respuestas a “Universidad de occidente: generador de cambios ?

  1. andrea ⋅

    Actualmente estudio en la UdO y ciertamente todo en esa universidad es en base a “palancas”, amistades oc omo le quieran llamar, el personal administrativo es lento y no trata bien a los alumnos, ademas las instalaciones son muy pobres, ni si quiera hay papel sanitario en los baños. Otra cosa es que hay maestros malisimos y desorganizados, de 7 maestros con los que tomo clase solo 2 son de calidad. Ojala yo hubiera tenido otra opcion de universidad para ingresar, una donde estuviera la carrera que yo queria pues solo la encontre ahi desafortunadamente:/

  2. hugo ⋅

    En resumen hay una cadena larguisima de los problemas sobre la educacion en Mexico, y el primero acompañado de la igniorancia es la falta de cultura de la impiortancia a la educacion. de lo cual se desglosa: la calidad de la educacion, la poca importancia de la comodidad del alumno, la poca importancia del alumno de cuidar la escuela, etc etc etc.
    Para un grave problema, como el que México tiene en materia de educación, no creo que exista una solución concreta. Mas bien se hablaría de cómo enfrentar el reto.
    La escuelas no motivan a los jóvenes que abandonan la escuela por que no les gusta . Hay un agotamiento del sistema educativo que no interpela a los jóvenes.

    • torro chrash ⋅

      tienes toda la razón, la universidad tiene toda la responsabilidad de encontrar los mecanismos adecuados y prácticos para la solución de sus necesidades per se, ademas de fungir como potencial social.

  3. Ivan Antonio ⋅

    yo estoy de acuerdo en muchos aspectos en cuanto le falta a la universidad tanto maestros calificados por que hay maestros que valen mucho la pena pro son muy pocos ya que estos maestros o se dedican a investigaciones u otras cosas pro en el mayor de los casos los maestros son muy PEn… ya que no saven realment de lo que hablan o que por querer tirarsela d intelectuales salen con una tontera que ni alcazo o k d plano t daz cuenta de la ignorancia de ella.. tal como un maestra diciendo que el internet se invento en el partenon que pss es igual al pentagono …(si no entienden busken en internet que cosa es cada uno) . algo tmb que pienso que es vital es el interes de cada alumno ya que si t interesa alguna materia y t daz cuenta de que el maestro no sirve al menos te dara por investigar algo de eso..ami en lo particular me gusta mantenerme informado de lo que me intesera como un maestro que me dio telvision yo preferi aprender por otro lado ya sea buscando en internet o con personas que se que saven.. pro en fin en cuanto a los tramites todo es muy burocratico ya que tienes que realizar dos o tres vueltas para sacar cualquier constancia o certificado o algo x el estilo.. en fin espero que cn este nuevo rector y por lo que vimos quiere realizar el dialogo con los estudiantes esperemoz y no termine solo en promesas no cumplidas

  4. El chisme Ude o ⋅

    Vamos por una mejor universidad, hay que apoyar a Guillermo Aarón Sánchez para lograrlo, pero sin descuidarnos, ya ven como era el anterior muy bien hablado pero un inútil.

    El chisme Ude o

  5. ilse ⋅

    Actualmente nuestra universidad presenta muchas carencias, de las cuales las que mas me alarman como parte de la misma, es la incapacidad de los maestros para impartir clases que instruyan al alumno para competir con el mundo actual, aunado a la postura de un gran número de alumnos quienes están acostumbrados a atenerse y conformarse con lo que en la universidad reciben, dejándola como única fuente de conocimiento en su formación como profesional. Otra de las grandes fallas es (de manera muy notoria) la burocracia que se maneja para cualquier trámite a realizar, tardan días para entregar una hoja que podrían imprimir en el mismo momento, hasta años que esperan los egresados para obtener su título, eso sin mencionar casos en los que mandan al solicitante de una persona a otra para que pueda (o quiera) realizar su trámite. Estamos viviendo una realidad con una universidad que tiene desde administrativos medianos, alumnos medianos, y maestros medianos; Opino que cada quién como parte de esta situación debemos tomar parte, buscar la solución del problema y dejar de simular que “somos la universidad perfecta”.

  6. Ana ⋅

    Buena investigación. La discusión sobre la educación y sobre todo con la UdeO recobra un ánimo.

No te quedes callado deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s