Publicado el

Ayuda a Paloma, la mejor estudiante de matemáticas de México, a seguir en la escuela


En México, miles de niños se quedan sin estudiar por falta de recursos. Con todo y que el gobierno federal presume una tasa de alfabetización de 100%, lo cierto es que hay personas con muchísima capacidad que no podrán pasar de la educación básica. Ése es el caso de Paloma Marlene Noyola, quien ostenta el primer lugar nacional en matemáticas de la prueba Enlace (y el tercero en español). Paloma tiene 11 años, es huérfana de madre y vive en Matamoros, en un barrio de pepenadores. Estudia en una escuela pública con una pobre infraestructura, al grado que ni siquiera cuentan con baños.

A través de Fondeadora, una plataforma de financiamiento colectivo, se ha lanzado una campaña para ayudar a esta estudiante a proseguir con su preparación. La meta es alcanzar 100 mil pesos; y el ejercicio de dicho monto será supervisado a través de la Fundación Legorreta Hernández. Al día de hoy, se han juntado 56,776 pesos, restando 67 días para conseguir el objetivo.

El financiamiento colectivo (o crowdfunding, en inglés) ha probado ser un mecanismo muy útil para sacar adelante proyectos -o, en este caso, campañas altruistas-. Por ejemplo, hace un año hablamos en Vivir México sobre el caso de Alejandra Quesada, una diseñadora de moda que había conseguido un espacio en el Rendez Vous de París. Desgraciadamente, no tenía el dinero suficiente para exponer su trabajo en dicho foro, por lo que recurrió a esta plataforma para juntar los 150 mil pesos que necesitaba. Así, logró ir a la Ciudad Luz a presentar sus diseños.

Otro caso de éxito similar en México se dio con Astro, un mecanismo para realizar time-lapses fotográficos. Óscar Ramírez, el ingeniero detrás de este invento, recurrió a Kickstarter (otra plataforma de financiamiento colectivo) para conseguir el dinero para lograr una producción masiva de su dispositivo. Él no sólo logró su meta (50 mil dólares), sino que la superó con creces, obteniendo casi ocho veces más ($412,998), siendo apoyado por casi dos mil personas que creyeron en su capacidad.

Si hablamos sobre becas para educación, en México se están dando pasos importantes para que el financiamiento colectivo sea una alternativa viable. En el reciente Open Data MX, el primer lugar fue un proyecto llamado Becalia, cuyo objetivo es funcionar como una plataforma para captar recursos para estudiantes con dificultades financieras. Becalia se encuentra aún en fase de desarrollo, pero tiene una premisa bastante interesante.

Yo sé que a nadie le sobra el dinero, pero la campaña para ayudar a Paloma me parece loable. Quizá podamos desprendernos de un poco para ayudarla a estudiar; sobre todo, porque tiene la inteligencia y el potencial para salir adelante. ¿Qué podríamos esperar de ella si tiene los recursos necesarios? A lo mejor no podemos apoyar a todos los que queramos, pero es un buen punto de inicio. Después de todo, ése es el punto del financiamiento colectivo: de a poquito, peso a pesito, podemos acumular una cifra que le cambie la vida a alguien más.

Vía: Vivir México

Acerca de LuizJa

撲は メキシコ人だ。Me gusta disfrutar de esta vida y de las bendiciones de Dios en esta Tierra.

No te quedes callado deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s